lunes, 17 de noviembre de 2008

Principo.

Dudo sinceramente de cualquier noción de principio sea total.
No siempre siento que mis manos amasen textos u otros alumbramientos que no sean más que mi reflejo vital de una suerte de vida-reflejo de aquello que no he sido.
Pero también de aquello que, mal o bién he logrado también.
O, en lo que no recuerdo o lo inimaginado.
En la vida de mis padres, de cuya fecundidad, el Karma Inmemorial me ha arrojado - porque creo más piola ser arrojado y no designado, ay!, cómo si por un burócrata fuese - a mi existencia.
Jorge Segundo Porcel De Peralta.
Mi Primer Nombre, era el de mi padre.
Mi Segundo Nombre, era el Primer Nombre de mi abuelo paterno, Don Segundo Porcel De Peralta, cordobés oriundo de Tanti.
Mi apellido, una de los numerosísimos enlaces de Peralta, nombre navarro de un pueblo también navarrísimo.
Y, por lo tanto, vasco de dónde se mire.
No indagué todavía acerca del linaje de éste abuelo jornalero de oficios varios, siendo el de chofer de familias adineradas, ál que más tiempo y dedicación le brindó.
Los numerosísimos enlaces del apellido Peralta, cuya versión completa parece ser Peralta Ramos son numerosas.
La histórica unión de los Peralta, navarros y los Ramos, tal vez de Granada o de Murcia, fué uno de los hechos centrales en la conformación de linajes de la antroponimia europea.
La segunda fase de fusión, la ocurrida entre los Porcel , oriundos de Granada y los Peralta Ramos, ha sido también otro de los acontecimientos acaecidos en Iberia, respecto a las fusiones de linajes, por el interés que fuese.
El sexo sabroso o el amor dichoso, rara vez ocurría solamente dentro de el lecho conyugal.
Las armas de los recios escudos ibéricos expresaban gráficamente las uniones contínuas de los clanes, cómo en éste caso bastante acumulativas
Fajas, jefes portentosos y bandas de colores defendidos o traicionados con vivo orgullo o oblicua omisión se reacomodan cómo las sangres, para ser una, en virtud de la Unión de Dios, que era la creencia de entonces, respecto de estos familiones.
En el barco de Hernandarias, el Mayflower del Plata, los Porcel De Peralta Ramos sufrieron los padeceres de los pioneros.
Orgullo, austeridad, fiereza, codicia.
Acometividad.
No sé a ciencia cierta si mi apellido, que carece del Ramos final que me daría pasaporte de Aristócrata venido a menos, viene de ese barco Patricio y largamente historiado.
Más probable parece ser que una rama Virreynal del Perú, qué descendió desde el Alto Perú - hoy Bolivia -haciendo pié en Salta, Santiago del Estero, Tucumán y finalmente Córdoba fuese la portadora de abolengo.
Hay dos más pesquisas posibles qué tengo por misión pendiente para dilucidar mi ascendencia.
La de unos exóticos Porcel De Peralta, la primera posibilidad, que se pasaron de la Navarra Oeste comprendida dentro del Estado Español a la Basse Navarre , al oeste ya dentro del Etát Françiase.
En San Jean de Lux o en la Bayonne de los jamones excepcionales se establecieron.
Y de ahí, al barco al Uruguay y a La Argentina.
La otra posibilidad, reside en el meollo de un enigma:de dónde provienen tántos y tántos Porcel De Peralta del sur de la Provincia de Buenos Aires y, sobretodo, de la Patagonia?
Veamos en la web: http://www.porceldeperalta.com/empresa/staff.php es la website de una inmobilaria, cuyo co-dierctor ejecutivo es Don Gonzalo Porcel De Peralta.
En Barrio de Versailles, llamado así por la veleidad de asimilarnos a una Francia lejana... Don Manuel Porcel De Peralta, médico y luchador sin cuartel contra la fiebre amarilla en el Buenos Aires de fines del siglo XIX, tiene su calle.
Y en Chubut, su biblioteca:http://www.chubut.org.ar/?p=602
Los hay en abundancia:desde anticuarios osados en los negocios, hasta curas, chacareros medianos, Coroneles del Arma de Infantería, pasando por es preceptores de colegios, directores teatrales, artistas, relacionistas públicos, abogados de Grandes Bufetes y más...
Hay , poqué no decirlo, innumerables peones y changuistas.
Los hay Porcel , así no más.
Y Peralta, sólo, muchísimos más.
Todo éste interés por el periplo antroponímico de mi apellido me lleva a mi familia, al país donde me toco nacer, a la historia, a las sociedades.
Entonces no soy sólo lo qué soy y quién soy.
La configuración del pasado no la efectué, pero es un porte , de los tantos propios.
Una definición interesante.
Un principio frecuentemente elegido por mi, cuyo presente no me pertenece, cómo tampoco mi futuro más lejano, que no veré con mis ojos mortales.

3 comentarios:

Frank dijo...

Jorge, muy interesante tu blog. En cuanto a tus orígenes, la familia Porcel de Peralta es una de las más antiguas de la Argentina, y figura con ese apellido o con las variantes Porcel o Peralta a secas desde el siglo XVI. El apellido Ramos pertenece a otra familia que se asoció a los Porcel recién en el siglo XIX, con el matrimonio de Juan Porcel de Peralta con Hipólita Ramos. Hijo de este matrimonio fue Patricio Peralta Ramos (1814-1887), fundador de Mar del Plata.
Saludos
Frank

yanina dijo...

aquí hay una Porcel de Peralta, muy bueno todo lo que leí.

El Tábano Austral dijo...

Una aclaración necesaria: la calle Porcel de Peralta de Buenos Aires es en honor al médico, que perfectamente describes. En cuanto a la biblioteca en Chubut, se trata de don Manuel Porcel de Peralta, poeta e historiador, entre cuyas obras se encuentra la Biografía del Nahuel Huapi (tal vez, la más conocida). Don Manuel, oriundo -creo- de Bariloche (o al menos vivió bastante tiempo allí), vivió luego bastantes años en Chubut (Trelew); creo que hasta sus últimos días. Tuve el honor de compartir algunos años de militancia en el MID con él, y una cierta amistad, sui generis por nuestra diferencia de edad. Un cordial saludo.